Viernes, 26 de octubre de 2007
Publicado por JorgeSagrera @ 8:19
Comentarios (2)  | Enviar
Historia del cristianismo en Etiop?a


San Frumencio

Frumencio era natural de la ciudad de Tiro. Siendo ni?o, por azar es llevado de la mano de un corsario hasta la tierra de los et?opes. Otra tradici?n lo hace llegar de la India, a ra?z de un naufragio. Eskendi, rey de Axum, en Abisinia, mira con cari?o al hermoso ni?o, que desde ese momento ser? esclavo en la corte. Pero el nuevo esclavo es inteligente y el rey lo somete a una esmerada educaci?n, que se completa con profesores extranjeros.

Frumencio es locuaz, divierte a la corte con relatos prodigiosos, les lee con frecuencia el Evangelio. El rey lo designa su secretario, tesorero, gobernador del estado y protector del pr?ncipe. Se lo respeta y se lo llama "el hombre de la cruz". Efectivamente Frumencio lleva siempre una cruz de madera sobre el pecho. El rey lo admira; en su palacio lo escuchan, lo quieren y lo siguen.
Un d?a Eskendi le dice.

-Quiero que me instruyas en tu doctrina; deseo ser cristiano.
Frumencio lo bautiza. M?s tarde, el rey, ya pr?ximo a morir, le concede la libertad. La reina le ruega:
-Abba Salama -padre de la paz (as? lo llamaban)-, no nos dejes ahora, pues mi hijo, el heredero del trono, no ha llegado a la edad de gobernar.
El pr?ncipe, disc?pulo y amigo de Frumencio, convertido tambi?n al cristianismo, le pregunta:
-?Qu? es ese pan divino del cual t? siempre hablas? ?No puedo probarlo yo?
-S?lo los que son consagrados por los obispos pueden repartir ese pan -dice Frumencio.
-En Alejandr?a est? el patriarca Atanasio; ve all? -implora el joven pr?ncipe- y trae sacerdotes.
El pr?ncipe prepara valiosos regalos de oro, plata y marfil y, con ese rico cargamento parte Frumencio.

Los meses transcurren, hasta que un d?a la nave, Frumencio y la carga de plata, marfil y oro est?n de regreso.
-?Y los sacerdotes?- pregunta el pr?ncipe.
-Se?or -dice Frumencio-, el gran Atanasio me ha conferido plenos poderes sacerdotales para consagrar el cuerpo de Cristo y elegir sacerdotes entre los m?s sabios y virtuosos del vuestros s?bditos. Soy obispo de vuestro reino.

?stos son los or?genes del cristianismo en Etiop?a.

Frumencio levant? un seminario en Axum, al que acuden muchos estudiantes con vocaci?n de sacerdotes, quienes ser?n luego los primeros predicadores del pa?s.
Los calendarios et?opes dicen de san Frumencio: "Muri? en paz, en el a?o 370, despu?s de dar la fe al Imperio, y por eso lo llamamos Abba Salama".

Tags: Historia, Cristianismo, Cristianismo en Etiopía.

Comentarios
Publicado por Olivia07
Viernes, 26 de octubre de 2007 | 20:09
Licenciado por favor!! Deme esos dias! Ya est? armado el altar y nos pusimos los efods y pectorales ,
Ademas sin sacrificio de ofrenda para la paz no se quieren ir!!AngelitoAngelitoHeladoHeladoLlorica














ArdiendoHeladoentiende lo que le digo?q7ztmus1 grrr
Publicado por JorgeSagrera
Viernes, 26 de octubre de 2007 | 20:28
Bueno, mire me cans?... ?T?mese esos dos d?as, pero para rendir la materia que debe!